Camara de comercio de granada

Cámara Granada ofrece su colaboración para que las ayudas al Comercio de la Junta lleguen hasta el último rincón de la provincia

Jornada de prensentación on line

Publicado el 01-06-2020

El presidente de Cámara Granada, Gerardo Cuerva, ha ofrecido hoy la colaboración de la entidad para que las ayudas a establecimientos comeciales y artesanos de la Junta de Andalucía para la transformación digital y la adaptación al COVID-19 lleguen hasta el último rincón de la provincia.

 

Así lo ha señalado Cuerva en la jornada on line organizada por Cámara Granada con la presencia de la directora general de Comercio de la Junta, Lorena Garrido y la delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en Granada, Virginia Fernández. El presidente de Cámara Granada ha subrayado la importancia que para la economía de la provincia tiene, tras la crisis del COVID-19,  la recuperación de la actividad del sector comercial "cuya aportación en términos de empleo y de PIB es vital". En ese sentido, ha reflexionado sobre la necesidad de que empresarios y ciudadanos vuelvan su vista al comercio local y artesano de Granada "y lo prioricen en sus compras en la medida de los posible", pero también sobre "la necesidad de que el pequeño comercio se adapte a las nuevas circunstancias y a los nuevos hábitos de los consumidores incorporando soluciones de marketing o ventas online". Por ello, ha felicitado a la Junta de Andalucía por la apertura de estas ayudas.

 

 

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta  abrirá este mes de junio una convocatoria de ayudas públicas, por valor de once millones de euros, destinada al pequeño comercio y la artesanía para favorecer la modernización de ambos sectores y financiar también las actuaciones necesarias  para afrontar con garantías la fase de desescalada del COVID-19.

Según ha explicado la directora general, esta línea de subvenciones se dirige a “favorecer la transformación digital, la modernización y expansión del negocio y el relevo generacional de las pymes comerciales y artesanas” y ha incidido en que, con el fin de minimizar las consecuencias negativas de la paralización de la actividad y de apoyar la recuperación de ambos sectores durante la desescalada, la Consejería ha ampliado los conceptos para acceder a los incentivos, de forma que puedan ser también subvencionables las inversiones relacionadas con el COVID-19.

 

En este sentido, la delegada Virginia Fernández ha señalado que “estas ayudas vienen en un momento crucial para uno de los sectores más importantes de la provincia” que contaba antes de la crisis del COVID-19 (primer trimestre de 2020) con 20.221 establecimientos comerciales del que dependían casi 52.000 trabajadores. “La paralización económica decretada por el Estado de Alarma obligó a 1.130 pequeños comercios granadinos a presentar un ERTE para poder sobrevivir, expedientes que dejaron en suspenso el trabajo de 3.041 personas de la provincia en apenas mes y medio, por lo que este sector requiere medidas y soluciones urgentes”. Al igual ocurre con las 242 empresas artesanas de Granada (inscritas en el registro de la Junta), que representan una importante actividad económica en muchas comarcas de la provincia y a las que también se dirigen las nuevas ayudas.

 

Modalidades e importes de las ayudas

La primera modalidad de incentivos financia proyectos de transformación digital, con los que se persigue mejorar la productividad y competitividad de las pymes comerciales y artesanas a través de las TIC y el comercio electrónico. Estos fondos subvencionarán, por ejemplo, la implantación de soluciones digitales como terminales de punto de venta, sistema de contadores de personas o cartelería digital. También financiará la puesta en marcha de una estrategia de comercio electrónico (e-comerce), que consiste en la creación y diseño de aplicaciones para móviles, diseño e implantación de una tienda online, actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en internet, etc. Para esta modalidad la subvención máxima puede alcanzar los 6.000 euros por comercio o taller, ampliables hasta los 12.000 si la pyme lo implanta en varios establecimientos.

 

El segundo bloque engloba actuaciones de modernización del negocio con el objetivo de hacerlos más atractivos y captar nuevos clientes. Entre otros proyectos, se sufragarán obras de reforma en el local, así como la renovación de mobiliario. También se incluye la adquisición de equipamiento para la prevención de la propagación del COVID-19, como mamparas protectoras, barreras portátiles y equipos de protección para los trabajadores, entre otros. En este caso, la ayuda oscila entre los 15.000 euros si se trata de un establecimiento y los 26.250 euros si la inversión prevista afecta a varios locales.

 

El tercer grupo se centra en la expansión de los negocios. Se financiará la apertura de un nuevo punto de venta comercial o un nuevo taller artesano, que podrá desarrollar la misma actividad o introducir algún tipo de variantes en su apuesta por diversificar la oferta, ofrecer nuevos servicios o implantar nuevas tendencias. Se considerará también expansión de negocio cuando una empresa que únicamente cuente con tienda online abra un punto de venta físico. Para esta categoría, se prevé una ayuda de hasta 21.000 euros por cada nueva apertura, con un máximo de dos.

 

La cuarta modalidad pretende favorecer aquellas acciones tendentes a asegurar el relevo generacional y a dar continuidad a pequeñas empresas comerciales o artesanas que, de otro modo, se verían abocadas al cierre debido a la jubilación, la incapacidad permanente, el fallecimiento del titular u otra causa sobrevenida. En este apartado, se da cobertura a la elaboración de los Protocolos Familiares o los Planes de Relevo Generacional con subvenciones que varían desde los 6.000 hasta los 10.000 euros, en función del tamaño de la empresa. Igualmente se cubre el 50% de los gastos de capacitación de quienes decidan continuar la actividad comercial.

 

Todas estas ayudas se convocarán en régimen de concurrencia competitiva, salvo en la categoría de relevo generacional. Las solicitudes se valorarán en función de unos criterios que se recogen en las bases reguladoras (publicadas en BOJA el pasado 11 de mayo), y que tendrán en cuenta aspectos relacionados tanto con la empresa solicitante como con el proyecto a acometer.

 

Hasta el 100% de la inversión

Durante el encuentro virtual, que ya se celebró el pasado viernes con la Cámara de Comercio de Motril, se ha detallado que estas ayudas, cofinanciadas con  Fondos FEDER, pueden cubrir hasta el 100% de la inversión planteada por la pyme dentro de los importes máximos fijados para cada una de las cuatro modalidades contempladas, que oscilan entre los 6.000 y los 42.000 euros. Además, se podrá anticipar las subvenciones íntegramente cuando la cuantía concedida sea igual o inferior a 6.000 euros. Para los incentivos que superen esa cantidad, el abono anticipado será del 50%, liquidándose el otro 50% una vez que el destinatario haya justificado la realización del proyecto subvencionado y el gasto realizado. De igual modo, el programa posibilita que una misma empresa pueda acceder a las cuatro tipologías de ayudas, pudiendo superar la subvención los 90.000 euros.

Durante la presentación, la directora general también ha  destacado el esfuerzo realizado por la Consejería de Economía para agilizar los procedimientos administrativos. Un ejemplo de ello es que las solicitudes sólo podrán presentarse de manera telemática además de que  se han simplificado los requisitos para acogerse a las ayudas y los criterios de valoración, y se ha clarificado la documentación  a aportar por los solicitantes.